sábado, 25 de febrero de 2012

Red Velvet Cake





En primer lugar Bienvenidos a mi nuevo blog. He creado este nuevo espacio para que esté más centrado en las tartas, galletas y cupcakes. Para así poderoslo mostrar y que tengáis la posibilidad de poneros en contacto conmigo para cualquier cosita que os apetezca.

Quiero empezar este blog con un Red Velvet Cake ya que lo considero un pastel muy rico, vistoso y sobre todo elegante. Es el pastel que elegí para celebrar el cumpleaños de mi padre. Y fué muy acertado pues todo el mundo quedó contento por su sabor, su presentación y sobre todo por su riquísimo frosting.



*Ingredientes*
- 280gr de Harina de todo uso
- 340gr de Azúcar
- 113gr de Mantequilla
- 2 Huevos Grandes
- 2 Cucharadas de Cacao en polvo sin azúcar
- 240ml de Buttermilk ** 240ml de Leche con una cucharada de vinagre blanco
- 1 Cucharada de Extracto Puro de Vainilla
-
½ cucharadita de sal
- 2 cucharadas de colorante rojo
- 1 cucharadita de vinagre blanco
- 1 cucharadita de bicarbonato



Frosting de Queso:

- 227gr de Queso crema (a Temp Ambiente)
- 227gr de Queso Mascarpone (a Temp Ambiente)
- 360ml de Nata para Montar
- 115gr de Azúcar Glass Tamizada
- 1 Cucharadita de Extracto Puro de Vainilla.



*Preparación*

Comenzaremos por precalentar nuestro horno a unos 175ºC y engrasar nuestro molde desmontable con mantequilla o aceite en spray.


En un bol empezaremos a ir tamizando la harina, el cacao y la sal y lo reservaremos.
Por otro lado empezaremos a batir la mantequilla hasta que quede bien suave e iremos añadiendo poco a poco el azúcar. Seguiremos batiendo hasta que obtengamos una crema suave y esponjosa. Añadiremos los huevos de uno en uno. Integrándolos bien antes de añadir el siguiente.
Para acabar pondremos el extracto de vainilla y batiremos por último hasta que nuestra mezcla esté lista.

Ahora prepararemos el buttermilk o lo cogeremos ya hecho. Si lo preparamos pondremos en el vaso de leche una cucharada de vinagre blanco y lo dejaremos reposar unos 10 minutos, nos dará la sensación de leche cortada, pero ese es su aspecto, no nos preocupemos.
Ahora mezclaremos el buttermilk con el colorante rojo.
Pasaremos el Buttermilk a un bol mayor e iremos mezclando con la batidora a la velocidad más bajay alternativamente la mezcla de harina y la de mantequilla en tres adiciones empezando y terminando por la de harina.

Ahora en una tacita mezclaremos el vinagre con el bicarbonato, lo dejamos que que empiece a hacer efervescencia y rápidamente lo agregamos a la masa que tenemos preparada.
Por fín tenemos la masa lista del Red Velvet Cake, ahora lo pasaremos al molde y alisaremos por arriba con una espátula para que nos quede sin montañas.
En la receta original pone que horneemos durante unos 30 minutos, pero en mi horno que ya está viejito me supuso dejarlo alrededor de una hora y 10 minutos. Tan solo debéis dejar pasar los 30 minutos e ir comprobando con un palito de brocheta por el centro de nuestro pastel, si sale limpio sabemos que ya lo tenemos listo.

Dejaremos enfriar nuestro Red Velvet Cake en el molde, después lo dejaremos en una rejilla durante unos 10 minutos más. Hasta que esté frío completamente. ahora será el turno de cortarlo. Yo cogó un cuchillo bastante grande y de sierra más bien pequeñita y no me costó nada partirlo por la mitad. Una vez que lo tengamos partido por la mitad envolvemos en papel film y lo pasamos al congelador al menos una hora. Esto nos ayudará a la hora de poner nuestro relleno.
Es el turno de hacer la crema de queso. Empezaremos por batir los quesos, el crema y el mascarpone hasta que nos quede bien suave. Añadiremos nuestro extracto de vainilla y el azúcar Glass. Cuando lo tengamos bien mezclando montaremos la nata por otro lado y cuando ya esté bien firme vamos agregando poco a poco la nata montada a la crema de quesos. Mezclaremos poquito a poco con movimientos envolventes.